Conoce el plan de desescalada para la hostelería aprobado por el Gobierno

medidas hosteleria

El plan de desescalada activado por el Gobierno permite, a partir de este lunes 4 de mayo, que los negocios del ámbito de la hostelería puedan iniciar algunas de sus actividades. El sector hostelero ha sido de los más castigados por las consecuencias económicas de la emergencia sanitaria, y esta medida ayudará, sin duda, a empezar a recuperar el ritmo comercial.

Si bien hasta el momento solamente se podían realizar tareas relacionadas con el delivery, es decir, con el servicio a domicilio, ahora también está previsto que los clientes puedan desplazarse hasta los establecimientos para recoger comida, bebidas u otro tipo de productos que se ofrezcan.

Ahora bien, para llevar a cabo este comienzo de la reapertura, los negocios de la hostelería tienen que cumplir con una serie de requisitos, que desde el Gobierno se han detallado y que en este artículo hemos intentado resumir. También daremos a conocer cuáles son las distintas fases que se han planificado para lograr vivir, en la medida de lo posible, con cierta normalidad, a partir del mes de junio. 

Fase 0: implicaciones en la hostelería

La Fase 0, es decir, la primera de todas, ha posibilitado que la población salga a la calle, de forma controlada, desde el sábado 2 de mayo. Además, desde el lunes 4 de mayo los bares, restaurantes y pequeños establecimientos comerciales, que no superen los 400 metros cuadrados, pueden abrir de nuevo. 

A pesar de esto, solamente pueden ofrecer, de momento, sus servicios para que los clientes entren a recogerlo, de una forma controlada. Es decir, se prohíbe el consumo dentro de los locales, y hay que tener cuidado con no generar aglomeraciones dado que sólo podrá haber un cliente por cada empleado. Además, se deben mantener las distancias de seguridad a través de mamparas o mostradores, así como disponer de gel hidroalcohólico para los clientes y papeleras con tapa y palanca. 

Se recomienda, asimismo, limpiar y desinfectar el local dos veces al día, y limpiar la ropa de trabajo diariamente, a una temperatura de entre 60 y 90 grados. También es aconsejable mantener un horario de atención especial que se ajuste a los horarios de salida de las personas mayores. 

Fase 1: apertura de terrazas y de hoteles

Las medidas dependerán siempre de la evolución de la pandemia del coronavirus, pero los expertos del Gobierno trabajan con la previsión de iniciar la Fase 1 el lunes 11 de mayo. A partir de esta fecha, los locales comerciales del ámbito de la hostelería podrán reabrir sus terrazas, y los hoteles también funcionarán, aunque sin poder abrir las zonas comunes. 

En el caso de bares y restaurantes con terraza, tendrán que ser muy cuidadosos a la hora de respetar las distancias de seguridad entre las mesas. El Gobierno también prevé que solamente se pueda ocupar el 50% del aforamiento de las terrazas. El objetivo es ir recuperando la normalidad, pero de una forma progresiva, que no provoque un rebrote del coronavirus. Entre las medidas también se encuentra la prohibición del uso compartido de servilleteros y cartas.

Fase 2: a por el tercio de ocupación

Si todo avanza según lo previsto, y los nuevos casos de contagio siguen disminuyendo, alrededor del lunes 25 de mayo se daría comienzo a la Fase 2 de este plan de desescalada del confinamiento. 

Por lo que respecta a la hostelería, se podría abrir ya el acceso del público para consumir dentro de los locales. Esta medida se realizaría con ciertas limitaciones, como por ejemplo que se ocupara solamente un tercio del local, y que las mesas y sillas están dispuestas en base a las medidas de distancia interpersonal. 

Fase 3 de la desescalada: a por la denominada “nueva normalidad”

Sabemos que nos tocará convivir todavía un tiempo con el coronavirus. Es por este motivo que el Gobierno ha programado estas distintas etapas de desconfinamiento, que tendrían que llevarnos hacia la denominada “nueva normalidad”. Esto significa que, a pesar de que cada vez recuperemos una mayor movilidad, se tendrán que mantener ciertas precauciones. Por ejemplo, el empleo de mascarillas y guantes, así como evitar las reuniones de muchas personas. 

Está previsto que, a partir del lunes 8 de junio, las personas puedan salir a cualquier hora, y puedan acceder a los negocios de la hostelería. El aforo, previsiblemente, se limitará como en anteriores fases. También se cree que se flexibilizaran otras cuestiones relacionadas con el sector, pero de momento no se han dado a conocer más detalles al respecto. Avanzar hasta este escenario que permita la reactivación de la economía, y de nuestro sector, depende de la responsabilidad todos. 

Compartir