Final Bartalent Lab del Año 2018: Día 1

Los finalistas de Bartalent Lab del año 2018 llegaron ayer, 11 de febrero, a Barcelona. Todos ellos con muchísimas ganas de aprender y disfrutar de esta oportunidad de participar en la gran final. ¡Ya les queda muy poco para poder hacerlo!

Los 9 finalistas llegaron a media mañana al Hotel Alimara****, situado justo al lado del CETT-UB. Tras registrarse en el hotel, pudieron encontrar en sus respectivas habitaciones un kit de bienvenida personalizado. Después de la bienvenida se reunieron en una de las aulas para recibir una presentación. De las jornadas de formación, la jornada de la gran final y conocer mejor el CETT-UB y todas las formaciones que se realizan en dicho campus. En él, los finalistas pasarán gran parte de su tiempo estos días. Puesto que es donde recibirán todas las formaciones y donde disputarán la gran final el próximo jueves, 14 de febrero.

Además, todos los finalistas se presentaron de forma individual. Para que los demás compañeros los conocieran un poco más y así romper el hielo, ya que la mayoría de ellos no se conocían.

Tras disfrutar de un tour por el CETT-UB, los finalistas fueron a almorzar al restaurante del CETT-UB. Un restaurante en el que los alumnos son los camareros y aprenden, con clientes reales. A montar una mesa, tomar una comanda, servir, emplatar…Y es que los alumnos de los distintos cursos pueden optar a unos puestos de trabajo u otros, según sus conocimientos y su formación específica. Siempre, con la supervisión de un profesor que está en todo momento atento, evaluando y corrigiendo a los alumnos.

Tras un almuerzo riquísimo, los finalistas se adentraron en la primera formación impartida por profesores del CETT-UB. En este caso, Guillermo Vives les impartió una clase de atención al cliente dividida en dos partes: la toma de comanda y el montaje de mesa.

La primera parte fue teórica y los finalistas pudieron aprender técnicas para tomar bien una comanda. Y la segunda parte fue práctica, puesto que montaron una mesa y aprendieron a llevar 3 y 4 platos con una mano. Los finalistas estuvieron en todo momento muy receptivos para aprender todo lo que Guillermo les estaba explicando. Además, les dio consejos de cara a las pruebas de la final. Cosa que les hizo estar aún más atentos y expectantes de cara a la gran final.

Esta formación les sirvió para aprender más sobre la toma de comanda, el servicio y el montaje de mesa. Y les dio técnicas para aplicar en su día a día, puesto que la mayoría de ellos ya trabajan en el sector.

Finalmente tras dos horas de clase y un poco de tiempo libre, todos ellos pudieron disfrutar de una experiencia gastronómica sorpresa. Fueron a cenar a Torre d’Alta Mar donde disfrutaron de una vista panorámica de Barcelona y de la cocina creativa mediterránea.

Tras esta cena llena de sorpresas gustativas, volvieron al hotel para descansar de este primer día tan ajetreado y lleno de emociones.

Os dejamos un resumen de la primera jornada para que disfrutéis tanto como lo hicieron ellos:

 

¡Bienvenidos a todos a las jornadas previas a la final!

Compartir