Reciclaje formativo: se el mejor hostelero

Reciclaje

“Renovarse o morir” dice la célebre frase, y es que en cualquier sector profesional sería aplicable la sentencia, especialmente en la actualidad. Nuestro mundo está mutando de forma vertiginosa debido a las nuevas tecnologías e Internet y si no te adaptas, caducas.

El ámbito de la restauración, como otros campos, está constantemente evolucionando y creciendo. Nuevas tendencias, nuevas formas de trabajar y nuevos perfiles de clientes, por eso también los profesionales de este sector deben adaptarse a los cambios, reciclarse y formarse para poder ser competitivos en el mercado laboral. Te contamos algunas tendencias y transformaciones que está sufriendo la hostelería española y que deberías tener en cuenta para estar a la última en tu profesión.
En primer lugar, es muy importante estar al día en el manejo de las nuevas tecnologías, también como camarero. Muchos negocios están ya incorporando diversas aplicaciones en línea para gestionar sus pedidos, para hacer las reservas o para llevar la comunicación interna y externa. En este sentido, es un requisito indispensable para el profesional de la hostelería conocer y entender las últimas herramientas tecnológicas aplicadas a su sector.
Otro requerimiento que nunca debemos olvidar en un mercado laboral cada vez más global, es la formación en idiomas . Cualquier profesional que trabaja cara al público debe poder comunicarse de forma fluida con el cliente, no solo para una mejor atención, también para una mayor fidelización; un cliente contento siempre regresará o tendrá una opinión favorable del establecimiento. Este punto también es muy importante, ya que cualquier cliente, con la proliferación de aplicaciones de recomendación, se convierte en un “influencer” y en la mejor o peor publicidad para nuestro negocio y nuestro trabajo.
Por otra parte, como el cliente sigue siendo el rey, la formación en habilidades sociales es fundamental. Un camarero o camarera debe conocer las últimas tendencias en el área de la atención al cliente. Pero, no solo es importante el trato y el servicio, también debe conocer el perfil de los nuevos clientes, sus preocupaciones por la comida saludable y sostenible, por las alergias alimentarias, por las nuevas tecnologías y servicios; el cliente actual maneja mucha información y desea algo más que comer, busca una experiencia única disfrutando del ambiente, la decoración o el buen servicio, aspectos que seguro reflejará en sus opiniones futuras sobre tu servicio o negocio.
Por otra parte, con el surgir de muchos más establecimientos especializados, el conocimiento y la formación en áreas gastronómicas y alimentarias concretas puede ser un punto diferencial en tu currículum. Nos referimos, por ejemplo, a locales de comida vegetariana, vegana, flexitariana, ecológica o, incluso, aquellos que en su carta solo ofrecen platos elaborados con un mismo tipo de producto, como los quesos o la carne ahumada. La formación en este tipo de cocina y cartas puede ser lo que te diferencie del resto de camareros para un puesto de trabajo.
También la comunicación cobra más vida ahora en la restauración y es su mejor publicidad. Cocineros y camareros deben acercarse al cliente, ser más flexibles y comunicar todo lo que ocurre a su alrededor. Por este motivo, las explicaciones de la carta, de cómo se ha elaborado la comida, y como ya habíamos comentado, el conocimiento sobre alérgenos debe formar parte del diálogo con el cliente que querrá compartir su experiencia en sus redes sociales y puntuar la visita en Internet. En este sentido, tener conocimientos sobre nutrición y salud es también un aspecto que puede marcar la diferencia.
Otra tendencia en alza que deberías conocer es la comida callejera. Seguramente a estas alturas ya sabes que los “food trucks” han venido para quedarse y este nuevo formato de restauración también requiere nuevos perfiles profesionales mucho más dinámicos, versátiles y sociales.

Compartir