¿Cómo se prevé el turismo rural durante el verano de 2020? Con Francisco Parra

El pasado miércoles, Francisco Parra nos acompañó en #JUNTOSCONLAHOSTELERIA para hablarnos sobre las optimistas perspectivas que se presentan en turismo rural para el verano de 2020. El presidente de Autural (Asociación de Profesionales del Turismo Rural) y de Turismo Verde nos concedió una entrevista en la que analizamos el turismo rural como agente imprescindible para recuperar parte de la economía perdida durante la crisis del Covid-19.

La entrevista comenzó con las expectativas para el verano que tenemos a la vuelta de la esquina. Francisco transmitió que se muestran optimistas al haber recibido ya muchas reservas, y se notan mucho las ganas de la gente por salir y respirar aire puro. Pero sigue habiendo incertidumbre, no solo por parte de los propietarios, sino también por parte de los viajeros. Por ejemplo, ante un posible repunte de la pandemia o un cambio de las condiciones de la nueva normalidad.

Desde Autural y Turismo Verde han trabajado junto con FARATUR para elaborar un compendio de directrices y recomendaciones para alojamientos rurales con las que asegurar la confianza de viajeros y propietarios. Y también en un sello que identifique a los alojamientos que cumplen dichas recomendaciones. La iniciativa no pretende “presumir” de higiene y seguridad, sino mostrar que se están tomando al virus muy en serio. “Todos nos jugamos mucho, cualquier economía; por lo que no podemos permitirnos desmadres”. 

Cuando Rosa Yagüe, Directora de Comunicación de Coca-European Partners le preguntó sobre la comunicación de esas medidas, Francisco comentaba que no es la mayor preocupación de los viajeros ahora mismo. Están más preocupados, según lo que perciben en las asociaciones, por la flexibilización de las reservas y condiciones en caso de que la situación cambie. Por lo tanto, están en una continua campaña de difusión de estas medidas (webs, newsletters…), pero no pretenden que sea el foco de su actividad.

La política de precios no variará este verano. Evidentemente, los últimos meses han supuesto pérdidas y las medidas de higiene y seguridad conllevan un gasto extra, pero los viajeros tampoco pueden permitirse mayor desembolso. Con lo cual, los precios seguirán estables durante los próximos meses.

Más adelante, en la entrevista se abarcó también la importancia de las sinergias. En este sentido, Francisco apuntaba al excelente trabajo que están haciendo las empresas de turismo activo por trabajar con el turismo rural. Y también, señalaba la importancia del trabajo de los ayuntamientos para promover los territorios y la cultura. Al fin y al cabo, por cada euro de un turista que se queda en el propio alojamiento, muchos más se quedan en el territorio. Por eso, es crucial la colaboración entre todos: “Esto siempre ha sido un intercambio y un enriquecimiento mutuo”.

Finalmente, Francisco hacía alusión a una característica de los propietarios de alojamientos rurales. La mayoría no viven de ello, sino que lo tienen como una actividad económica secundaria. Por eso, es normal que haya mucha incertidumbre, y más en situaciones como la que vivimos. Ahí es donde entran las asociaciones, para ayudar a propietarios y viajeros en lo que esté en su mano.

Compartir