“La desescalada nos ha dado un input que fundamenta nuestro optimismo”, Jordi Pascual

El pasado miércoles 13 de abril estuvo con nosotros en #JUNTOSCONLAHOSTELERIA Jordi Pascual, co-fundador de la cadena de cocina asiática UDON. Y comenzó su entrevista haciendo alusión a su optimismo. “Siempre hemos sido optimistas, y así seguiremos”. 

Tras una pequeña introducción, Jordi Pascual habló de los orígenes de la cadena, que tiene más de quince años. Todo comenzó por una conexión comercial que tiene su familia con el mercado japonés. Él y su socio, Jordi Vidal, pasaron 8 o 10 meses trabajando en el business plan. Fue una etapa larga, pues tenían claro que no querían abrir un restaurante, sino una cadena de restauración. Tras 5 años abriendo locales propios, empezaron a franquiciar. Y hoy han abierto decenas de restaurantes en España, además de aventurarse hace poco abriendo también en Lisboa y México. 

¿La base de su éxito? La simplicidad del producto. Ofrecer un producto popular, pero con ingredientes saludables y ecológicos. “Siempre hemos querido que el cliente salga ganando de la experiencia UDON”.

En cuanto a su estrategia para la desescalada en sus locales, han decidido partir de un calendario. Un calendario en el que trazar las fechas de cada fase y fijar una “cuenta atrás” para poner a punto personal, proveedores y demás recursos para cada etapa. Teniendo en cuenta que sus restaurantes están en distintas regiones del territorio, y que las fases avanzan de forma gradual, han tenido que ir adaptando la estrategia prácticamente local a local. Sobre todo en los preparativos de las reaperturas de sala, ya que cuentan con locales muy diferentes en cuanto a espacio y aforo. No obstante, han construido un nuevo protocolo de medidas higiénico-sanitarias que ya han compartido con sus franquiciados para salvaguardar la seguridad de clientes y empleados.

Más adelante, se trató el tema de las nuevas oportunidades de consumo: take away y delivery. Desde UDON, siempre han creído en el take away y en el delivery porque van muy ligados al tipo de gastronomía. Concretamente, en la comida a domicilio apostaron al principio únicamente por el servicio a través propia App. Lo hicieron porque creen que la experiencia UDON también se traduce así a lo digital: el cliente “siga” en el local. Aunque ahora también trabajan con los grandes agregadores y son perfectamente compatibles. Al final, es el cliente el que elige.

Según Pascual, el delivery ha llegado para quedarse, pero siempre que los restaurantes cumplan una serie de condiciones. No todo resiste el viaje y el margen de beneficio de los productos también es un factor a sopesar, teniendo en cuenta que los agregadores, lógicamente, cobran una comisión. Y es necesario tener en cuenta que cuando alguien pide delivery no espera la misma experiencia de sala. Son dos momentos de consumo distintos. Pero también hay unas expectativas que cumplir: tiempo de preparación y entrega, usabilidad de la app, packaging…

“Ya había una tendencia hacia la comodidad y la digitalización, el confinamiento solo las ha incrementado.”

Hoy en día, habiendo comenzado la desescalada hace apenas unos días, UDON está en tendencia ascendente como negocio. Ven que la confianza del cliente se recupera y que el público tiene ganas de salir y comer fuera. “Por eso, esta última semana ha sido un input importante para justificar este optimismo.”

En cuanto a la digitalización, el objetivo de su estrategia es claro: facilitar la vida a nuestros franquiciados y a nuestros clientes. “Buscamos una hiperpersonalización del mensaje al cliente: ofrecerle lo que quiere.”

La App cada vez es más importante dentro de UDON, y ahora han puesto en marcha incluso un programa de fidelización. De hecho, han puesto en marcha hace unos meses una nueva funcionalidad de la app: que el cliente pueda hacer el pedido con su propio dispositivo y pagar con él en base a códigos QR de los locales. En los locales de Barcelona donde lo han probado, de momento ha funcionado muy bien. 

Esta funcionalidad facilita mucho el pedido, y así el personal de sala puede dedicarse a labores menos mecánicas.

Para finalizar, Jordi Pascual habló de la UDON University, una escuela de formación pensada para hacer un plan de carrera en UDON. No solo para que los empleados cuenten con formación dentro de la compañía, sino para tener títulos avalados con la escuela de hostelería con la que tienen convenio. De esta forma, los empleados consiguen una formación titulada y 100% costeado por UDON.

 

Compartir