Intercambio de idiomas: convierte tu bar en el escenario aprender idiomas

intercambio de idiomas en bares

El mejor inglés se aprende tomando algo

Aprender idiomas es una asignatura pendiente para muchos españoles. Pero, lamentablemente, a veces por falta de dinero y de tiempo, avanzar con el aprendizaje de idiomas se nos hace cuesta arriba. Por ello, hace unos años empezó a surgir una tendencia que, poco a poco, ha ido ganando terreno. Estamos hablando de los bares destinados al intercambio de idiomas y de los grupos de intercambio lingüísitico. Se trata de una actividad divertida, interesante y muy social para poner en práctica la conversación en otros idiomas. ¿Se puede aprender inglés tomando algo y charlando animadamente? ¡Por supuesto!

¿En qué consisten estos intercambios de idiomas?

La dinámica es muy sencilla. Un grupo de personas, normalmente de distintas nacionalidades y que hablan idiomas distintos, se reúnen en un bar o cafetería. Normalmente este tipo de encuentros se organizan en internet, en plataformas como meet.up o incluso como iniciativa de academias de idiomas. Por ejemplo, una persona francesa y otra española se ponen de acuerdo para entablar una conversación. Pueden hablar una hora en español y la siguiente en francés. De ese modo, pondrán en práctica ambos idiomas, aprenderán palabras, podrán corregirse… Y además aprovecharán la oportunidad para socializar y conocer a gente nueva. Es una manera moderna, social, y sobre todo, práctica, de aprender idiomas.

Este tipo de encuentros se suelen celebrar en locales hosteleros. Y España, que tiene una gran oferta en este sentido, no se queda atrás. La idea de acoger este tipo de reuniones sigue prosperando y extendiéndose. Esta tendencia une aprendizaje, enseñanza y sociabilidad. Con lo que nuestros clientes son también profesores y alumnos en este original trueque de idiomas.

¿Sabes las ventajas y beneficios que puedes obtener si preparas tu bar para ser un talking point? ¡Te damos algunas claves que tener en cuenta si estás pensando en unirte a esta tendencia!

Lugar: espacio y ubicación con los que cuentes

El espacio, como no podía ser de otro modo, es fundamental. Organiza tu local para que los “clientes-alumnos” se sientan cómodos y puedan llevar a cabo su intercambio de idiomas. Tiene que ser acogedor y amplio, con el suficiente espacio entre las mesas para que puedan llevar a cabo sus conversaciones sin que se mezclen unas con otras. No siempre serán intercambios entre dos personas, se formarán también los pequeños grupos. Así que tenlo en cuenta al colocar las mesas y sillas.

La ubicación de tu local también cuenta. ¿Estás cerca de una escuela de idiomas? ¿O en un barrio multicultural? ¿Cerca de otras zonas de animada vida cultural? Usa tu propia ubicación para atraer a gente a la que le pueda interesar.

Horario: reserva un hueco entre semana

Para que tu bar sea un auténtico intercambio de idiomas, es necesario que marques unos horarios. Normalmente estos encuentros se celebran entre semana y por la tarde. Es decir, cuando mucha gente sale de trabajar. Aunque también son comunes los sábados o domingos por la mañana. Lo que no es recomendable es organizarlos en fines de semana a horas agitadas. No hay que reservar las horas de más afluencia a una actividad tranquila y pausada como son este tipo de intercambios.

Comunícalo y haz networking

Redes sociales y networking son dos cuestiones en las que siempre insistimos por las amplias posibilidades que tienen. Las redes sociales de tu negocio servirán para comunicar el encuentro y llamar la atención.

El networking puede ayudarte incluso a organizarlo. ¿Conoces a profesionales en academias de idiomas? ¿Y en empresas o asociaciones donde haya gran variedad de nacionalidades? Los contactos pueden ser una gran oportunidad para tantear a tu público.

Precios, beneficios y carta

Normalmente no se paga entrada para este tipo de reuniones. Aunque sí es común pactar al menos una consumición obligatoria. Aprovecha, también, otros reclamos para captar más público, como precios especiales, tapas de cortesía, etc. Puedes revisar también la oferta de bebidas y comida en tu carta. Al ser una clientela muy internacional, tu carta puede ser también un tema de conversación y ayudar a romper el hielo.

¿Es necesario que los camareros hablen inglés?

Nosotros, como profesionales, tampoco estamos exentos de aprender. Ya que tu clientela será más internacional que nunca, sería conveniente tener cierta fluidez en inglés. Si aún estás muy verde con este idioma, no te preocupes. Tenemos también la mejor formación en inglés para camareros para que puedas hacerte con el vocabulario y las expresiones más útiles.

El intercambio lingüístico más social y recreativo está en auge. Es una opción barata para los clientes de aprender idiomas y, a la vez, es una oportunidad única para los bares de captar a nuevos clientes y organizar una actividad cultural interesante. ¡Aprovecha la oportunidad porque ahora es el momento!

Compartir