Marketing para restaurantes: upselling y crosselling

 

Tener un bar, una coctelería, un restaurante, o cualquier negocio de restauración, es mucho más que ser el dueño de una empresa a la hay que sacar adelante. Es nuestro proyecto, nuestra ilusión, lo que nos apasiona. Nos da la posibilidad de innovar día a día, de crecer como profesionales, de aprender continuamente. En definitiva, de estar cada vez más cerca de conseguir lo que siempre hemos querido.

Por ello, debemos tratar con mimo todos los aspectos que nos ayuden a conseguir nuestros objetivos, realizando una buena estrategia de marketing para restaurantes, y no sólo en el trato a los clientes, en la calidad de nuestros productos, o en la selección de los mejores camareros, sino también en las estrategias de venta que nos ayudarán a aumentar nuestras finanzas. Cuando un cliente viene a nuestro restaurante, tanto él como nosotros sabemos que su intención es la de consumir alguno de nuestros productos, así que, debemos aprovechar esta disposición y afrontarla con una buena estrategia comercial para restaurantes que, sin lugar a duda, debe estar enfocada a vender más y mejor. Existen muchísimas técnicas de venta que puedes aplicar para conseguir aumentar tus beneficios, pero, antes de decidirte por una o por otra, o lanzarte a la piscina y probar con todas, debes conocerlas bien y seleccionar aquellas que puedan encajar mejor con tu local.  Aprender a aplicarlas será mucho más sencillo si conoces bien a tu tipo de clientela y sabes exactamente en qué consiste la estrategia que vas a llevar a cabo.

Por ello, en este artículo, te vamos a explicar dos de las más usadas y que mejores resultados dan en el mundo de la restauración: el upselling y el crosselling.

 

¿Qué es el Upselling y cómo aplicarlo a un restaurante?

Un cliente entra en nuestro establecimiento, consulta nuestra carta y se decide por uno de nuestros platos, pero, cuando nos dirigimos a él, le recomendamos un producto similar, pero de mayor calidad, más fresco o más elaborado y, por supuesto, más rentable para nosotros. Así, si finalmente se decide por él, conseguiremos que el cliente esté más satisfecho y, además, nuestros beneficios aumentarán. Básicamente, lo que hemos hecho, es aplicar una buena estrategia de marketing para restaurantes, incrementando nuestras ganancias ofreciéndole un producto que desconocía y que, además, le aportará una mayor satisfacción. Así, hemos sabido aprovechar su intención de consumir para conseguir un mayor rendimiento y, además, incrementar su complacencia.

A esta práctica tan habitual en la restauración se le llama Upselling y es, sin lugar a dudas, un buen sistema para fidelizar clientes y conseguir mayores beneficios. Para poder llevar a cabo esta estrategia de venta para restaurantes, es fundamental que el camarero que lo haga esté bien formado, conozca a la perfección las sugerencias que está ofreciendo y cuáles resultan más rentables para nosotros.

Como hemos dicho, la clave está en conocer bien nuestros productos, los que resultan más rentables y, sobre todo, en saber escoger las formas y el momento oportuno para hacerlo.

 

¿Qué es y cómo hacer Crosselling en mi restaurante?

A esta técnica de venta también se la conoce como venta-cruzada y consiste, básicamente, en vender más productos del que en un primer momento el cliente quería consumir. Una técnica esencial en una buena estrategia de marketing para restaurantes.

Como hemos dicho antes, hay que saber cuándo y cómo hacerlo ya que, si se hace de una manera muy agresiva, el cliente puede sentirse acosado o incluso ofendido, lo que acabaría volviéndose en nuestra contra. La cuestión es ofrecer al cliente ese otro producto complementario y que, al hacerlo, se sienta satisfecho con su decisión.

Un buen ejemplo sería al terminar el segundo plato. Si el cliente pide un café, se le ofrece un postre o si, por el contrario, el cliente pidiera un postre, se le ofrece un café al terminar. Los vinos, por ejemplo, suelen ser el producto ideal para realizar el crosselling. Ofrecer un buen vino como acompañamiento del plato escogido suele ser una práctica del crosselling y, además, aumenta la satisfacción del cliente.

 

Sea cuál sea tu estrategia de marketing, debes tener en cuenta que la forma en que la lleves a cabo es fundamental. No debes olvidar nunca que tienes un negocio de restauración, así que tus clientes deben salir satisfechos, en todos los sentidos, para que vuelvan y te recomienden a sus conocidos. Si fidelizas a tus clientes, podrás ir incrementando tus técnicas de venta y así, poco a poco, aumentando clientes y beneficios.

Compartir