Presume de platos sacando el máximo partido a tus fotos con Instagram

Instagram fotos comida

Saca partido en Instagram con todo lo que alimenta tu establecimiento siguiendo las siguientes recomendaciones.

Que la comida es extremadamente estética y atractiva es una realidad de la que se dieron cuenta los egipcios cuando empezaron a pintar los primeros bodegones en sus tumbas. Naturalezas muertas convertidas en instantes para la eternidad, por si al muerto le daba por resucitar y zamparse una manzana.
Todo el misticismo del bodegón ha llegado al paroxismo en el siglo XIX a través de una aplicación con nombre propio, Instagram. Tú que trabajas en un sector en el que manejas muchas naturalezas muertas sin caer en la cuenta, saca todo el partido a los platos, las flores, la cristalería y los elementos decorativos de tu establecimiento siguiendo las siguientes recomendaciones.
Porque en la fotografía gastronómica y, más a través de Instagram donde todo el mundo saca fotos de lo que se está comiendo, los pequeños detalles convierten tu perfil en un hit o un desastre. Anota:

  1. La luz. Prohibido el flash o cualquier luz fría y poco personal. Aprovecha la luz natural. Si se da el caso de que la foto que queremos tomar es de todo el establecimiento (bar, restaurante), opta por una luz de día, y si puede ser cerca de una ventana mejor que mejor.
  2. No abusar de los filtros. Elegir filtros sencillos que aporten luminosidad o un poco de calidez, pero que no cambien o enmascaren el color natural de los alimentos y los elementos.
  3. Buscar el encuadre al que mejor luz saquéis. Cenital, en diagonal… hasta alcanzar la intención que queréis de la luz. Y después encontrar los detalles de la foto más interesantes.
  4. Elementos sencillos. La vajilla que concuerde con la comida que va a emplatar en función de lo sofisticada, rústica, étnica o moderna que sea la receta.
  5. Intenta siempre que el menaje y los complementos no desvíen nuestra atención de lo que nos interesa destacar.
  6. Encuentra texturas bonitas en mesa, mantel, servilletas y cristalería para aprovéchalos para el efecto que le aporta a la foto.
  7. Añadir detalles diferenciales: velas, muebles, telas, etc.

Teniendo esto en cuenta, crea un tono propio que diferencie a tus imágenes del resto, y etiquétalas para que el resto de la gente vea lo que haces. Hazte seguidor de cuentas que hagan cosas que te inspiren y te den ideas para mejorar tus imágenes.

Compartir