¿Por qué es importante que elijas una buena música en tu restaurante?

La importancia de la música en tu restaurante

Analizamos las claves de esta nueva tendencia, el audio marketing, y te contamos por qué los restaurantes deben tenerla en cuenta.

Hoy en día, nadie concibe una visita a un restaurante como un hecho basado únicamente en la comida. Para poder disfrutar de la experiencia, ésta tiene que ser redonda y, para eso, todo lo que rodea al hecho gastronómico en sí debe concordar. La comida es importantísima, sí, pero también lo es el ambiente, el espacio, el servicio y lo que hoy nos concierne, la banda sonora.

La música sirve de vehículo a la hora de acompañarnos, despertar en nosotros sentimientos y hacernos sentir ciertas emociones. Por ejemplo, la artista finlandesa Nina Backman realizó un experimento convocando a un grupo de personas que debían comer un menú determinado en total silencio, y la mayor parte de los comensales no disfrutaron de la comida porque se acabaron poniendo nerviosos.

Y es que somos seres sociales que necesitamos interactuar, hablar, comunicarnos y la música nos ayuda a ello. El marketing musical o audio marketing hace uso del efecto que la música tiene a nivel neuronal y su capacidad para generar todo un abanico de emociones.

El experto en marketing, Celestino Martínez resume en 3 puntos los efectos que la música tiene sobre nosotros:

1) La música es inductora de estados de ánimo. El ser humano relaciona las melodías con recuerdos y experiencias, especialmente con los de la infancia.

2) Los ritmos de la música modifican el comportamiento. Así, algunas cadenas de comida rápida cambian la música a ritmos más rápidos cuando el local está más lleno. De esta forma, los comensales comen más rápido y dejan espacio a los siguientes.

3) Algunos estilos musicales facilitan la intimidad y la conversación.

Es importante no confundir el audio marketing con un simple hilo musical, hay que entender que forma parte del branding, es decir, es parte de tu marca tanto como la decoración, el equipo y la carta de tu restaurante. Es tan relevante que ya existe un barómetro anual que premia el mejor audio marketing de las grandes marcas y agencias especializadas, como Sixieme Son, una de las más prestigiosas en el terreno de la identidad sonora.

Pero cuidado, al igual que los olores, una música mal elegida puede convertirse en tu peor enemigo. Un excelente ejemplo de cómo hacer las cosas en este aspecto es el que llevó a cabo el restaurante Mugaritz en un documental Mugaritz BSO en el que un grupo de músicos -Alos Quartet, Suso Saiz, Carlos Mena, Waffir Shaikhel, Ramz,Tanya Tagaq – traducen al lenguaje musical las recetas, el concepto, y las ideas gastronómicas del chef Andoni Luis Aduriz.

Otros chefs, como Sergi Arola, prefieren rock en El Pollo Gamberro, mientras que Sacha Hormaechea se decanta por el soul en su restaurante Sacha. Abraham García prefiere flamenco para el mítico Viridiana y el chef Mario Villalón escoge rock de los setenta en El Padre.

Otros dos interesantes proyectos son El Somni (El sueño) de los hermanos Roca, en el que el pianista Carlos Fesser tocaba una pieza durante el postre y Boomerang, una iniciativa mexicana en el que chefs internacionales comparten sus playlist.

Además de agencias especializadas, también existen artistas musicales que trabajan en este campo, como Marta Fernández Calvo, por ejemplo, que graba los sonidos que se producen mientras un cocinero elabora sus platos y después los transforma en una partitura musical, o el especialista Uriel Waizel, un gurú musical al que recurren muchos restaurantes de México para que les asesore con el marketing musical.

Como puedes ver, es un terreno con inmensas posibilidades en el que tienes que entrar de lleno si quieres que la experiencia en tu restaurante sea redonda, porque ¿no estarás poniendo radio fórmula como banda sonora, verdad?

Compartir