Consigue propinas en tus servicios como camarero con estas 5 pautas

Te juegas mucho sueldo en propinas. Un buen Bartalent debe luchar hasta el último céntimo con una sola estrategia: dar el mejor servicio. Te damos algunas claves.

Repítelo como un mantra: La cantidad de propinas que ganes depende sólo de ti. Y es verdad que cada cliente es un mundo y que te vas a enfrentar a algunos más agarrados que un chotis, pero lo cierto es que, en general, los españoles gratifican la calidad del servicio porque nos encanta que nos traten bien.
A continuación, te damos algunas pautas donde encontrarás las claves para aumentar la cuantía de tus propinas, tu tesooroo:

  1. Mantén el equilibrio: Armoniza tu rol de camarero servicial y ninja de la sala. Es fundamental para no caer en la desatención, ni ser “el pesado del camarero”. Porque el buen servicio es tan educado como imperceptible a partes iguales.
  2. Con conocimiento de carta: Eres un experto en lo que vendes, eso significa que conoces mejor que nadie el menú, que has probado todos los platos de la carta y que sabes cuál es cada ingrediente. El recomendador que recomienda buen recomendador será.
  3. Ve un paso por delante: Anticípate a las necesidades de tus clientes. Las personas cuando van a un bar o un restaurante quieren relajarse, no pensar. Tu servicio comienza una vez ponen un pie en el establecimiento. No esperes a que pidan: llévales un acompañamiento con la bebida, sírveles antes de que lo hagan ellos, vigila que no se queden con el vaso vacío, acércales las salsas si lo pide un plato, etc. Porque tú sabes lo que necesitan y se lo vas a dar.
  4. El orden de los factores altera la propina: Pregúntales primero a los niños y luego, a las mujeres. Aunque parezca una formalidad estúpida, los padres de familia lo tienen en mucha consideración, y eso se refleja en el incentivo final.
  5. Repite el pedido como si estuvieras declarando ante un juez: Hay estudios que dicen, que repetir la comanda final a los clientes una vez se han decidido, genera conexiones positivas con ellos porque demuestra que les has prestado atención.

Interioriza estos cinco mandamientos antes de darte nuevas pautas para que tus propinas no paren de crecer.